martes, 23 de junio de 2015

Un extraterrestre en nuestra vida



Dedicado a quien es…

Ocurrió la noche de un sábado, gobernando Mercurio la casa de Géminis, y su llegada nos cogió por sorpresa a pesar de los regulares avistamientos acaecidos en los últimos meses. El pequeño alienígena era una personita de color rosado y enormes ojos grisáceos que peinaba a lo Julio César el escaso cabello de su abultada cabeza. Manejaba un lenguaje basado en quejidos y balbuceos imposible de descifrar ni tan siquiera para conocer su nombre foráneo, por lo que decidimos referirnos a él como Pablo, que significa el pequeño, nombre por otro lado más que apropiado pues superaba por poco el medio metro de altura.
Pablo no era un ser en absoluto peligroso, mostrado por contra una indefensión y dependencia tan extrema que movía a la compasión y protección desinteresada de su pequeña existencia. Y es en este punto cuando aviso a quien se le cruce en su camino un pequeño extraterrestre como el que habita nuestras vidas desde aquel sábado de junio: estos diminutos seres poseen poderes extraordinarios con los que alienan a sus anfitriones. Doy fe de ello. Desde que Pablo irrumpió en nuestro exclusivo mundo de dos se ha convertido en la estrella en torno a la que gira nuestra existencia, subyugándonos; anteponiendo su vida a la nuestra. Y tal es su fuerza de atracción, tal el cariño que nos llena, envuelve y atrapa, que no nos importa en absoluto. Quedáis avisados.

B.A., 2.015
Safe Creative #1506234434141

11 comentarios:

  1. Bueno, bueno... Mi más sincera enhorabuena, amigo
    Gracias por el aviso, pero llega tarde. Bienvenido al mundo de lo seres alienados por esos personajillos. En cierta ocasión, una amiga me dijo una frase de alguien de lo más acertada: "Hasta que no tuve hijos, no sabía que se podía vivir con el corazón por fuera"... ¿Que más se puede decir?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu felicitación, amigo Isidoro. La llegada de este pequeño extraterrestre es toda una aventura.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. intenso escrito Tienes una forma especial de ver las letras y ponerlas en contexto
    Gracias por compartir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leer mis palabras; me animas a seguir adelante. Un saludo.

      Eliminar
  4. Gracias por este precioso relato y ¡enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias... ¡Y a seguir en la brecha!

      Eliminar
  5. Enhorabuena Bruno! Me ha encantado el relato y como se lo dedicas a tu hijo. Un abrazo! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que también a él le guste cuando sepa leer.
      Un abrazo fuerte, Ramón.

      Eliminar
    2. Claro que sí hombre! Tener un padre escritor tiene que molar seguro, jeje!

      Eliminar
  6. Maravillosos y entrañables aliens. Muy bueno Bruno!

    ResponderEliminar
  7. Gracias Mirna por pasarte y comentar. Un abrazo.

    ResponderEliminar