martes, 11 de septiembre de 2018

Érase un vez en Rebis - 26. Diálogos (II)



Resumen de los capítulos anteriores: El instructor Ramiro Corbacho, duque de Lago Glauco, prepara un atentado en Rebis que tiene a César como objetivo. Tras su ejecución, dando buena cuenta de un gin-tonic, reflexionará sobre el anónimo informante que puso a su organización a la caza del muchacho.
Puedes acceder al capítulo anterior pulsando el siguiente enlace:

_________________________

Nacho y Tina

–Hola, Nacho.
–Hola, cariñ…
–¿Cómo te ha ido hoy en el club?
–Muy bie…
–¿Estás a gusto con tus nuevos amigos?
–¡Caray, Tina! Déjame responder al menos una pregunta. ¡Qué prisas!
–Adelante. Te escucho.
–Gracias. Pues la reunión ha sido de lo más interesante. Hemos leído artículos de la época que comentaban la batalla y después…
–Nacho… No me trates como a una imbécil.
–¡Venga ya, Tina! Dime de una vez por qué estás enfadada conmigo y acabemos con esto de una vez.
–Como quieras, Nacho. Sólo te estaba dando la oportunidad de que saliera de ti, pero si es así como lo quieres…
»Hoy te he seguido.
–¡¿Que has hecho qué?!
–¿Acaso tenía otra solución?
–¿Hasta dónde has llegado?
–No todo lo que hubiera podido, te lo aseguro.
»Sabes que soy la mejor.
–…
–Nacho. Te lo pido por los buenos momentos que hemos vivido… ¡Por los que aún nos quedan por vivir! Cuéntame lo que ocurre en ese falso club.
»Sólo así podremos volver a ser los de antes.
–No puedo, por mucho que quisiera.
–¡¿No puedes?! Pero yo sí pude traicionar la memoria de nuestro libertador cuando te confié mis prácticas secretas de incursión.
–Tina, no es lo mismo. Esto es algo mucho más grande.
–¡Claro que es lo mismo! Se trata de confianza.
–Tienes razón… Te lo contaré todo.