domingo, 8 de noviembre de 2015

Corredor de vuelo

Lo que más impresionó a los arqueólogos fueron los caminos. Bien era cierto que los antiguos pobladores de aquellas tierras habían dejando numerosos testimonios de asentamientos en los que la presencia de edificios singulares y la búsqueda del bienestar social –en forma de sistemas de alcantarillado, agua corriente y alumbrado– era moneda común, pero eso, aunque impresionante para un pueblo en el albor del tiempo, no dejaba de ser mera supervivencia de tribu; conocimiento aplicado a dar protección y comodidad al grueso de la población.