domingo, 22 de febrero de 2015

Riesgo biológico



Nada era como tendría que ser. Recordaba todo lo sucedido antes de su entrada de urgencia en el baño, como la docena de rosas con la que había llegado a la habitación de su hermana o la menuda figura del que fuera su primer sobrino envuelto como un gusanito entre los pliegues de una manta hospitalaria. Incluso aún notaba en el organismo los efectos laxantes del café que se tomara junto a su cuñado en el bar del hospital, responsable de su carrera apresurada hasta el lavabo más cercano.  Fue entonces cuando se produjo la intensa sacudida que casi lo tira de la taza hecho extraño cuando la ciudad no se hallaba en terreno particularmente amenazado, haciendo que se golpeara la cabeza contra la pared, y ahora, tras diez horas de negra inconsciencia, todo lo que le rodeaba parecía sacado de una película de terror de serie B. El hospital se hallaba desierto, abandonado por médicos y enfermos que se habían esfumado entre restos de material sanitario de toda índole y refregones de sangre, las luces no funcionaban, al igual que los teléfonos e Internet, y de su familia sólo quedaba el ramo de rosas tirado en el suelo de la habitación.

viernes, 6 de febrero de 2015

Revista "el silencio es miedo"

"El silencio es miedo", nuevo proyecto cultural en el que tengo el honor de colaborar, comienza su andadura por las calles de Palencia. Dejo el enlace para los que no puedan disfrutar de su edición impresa.

https://drive.google.com/file/d/0B8DGICSnbhufdGdsRy1WLXRRdDQ/view?usp=sharing

Un saludo a todos los compañeros que lo han hecho posible, y en especial a su cabeza pensante. Buen trabajo Jorge.